©2019 by Cereales Lustig.

Nuestra Compañía

...

Una familia, igual que un buen müesli o una buena granola, es una mezcla perfecta de deliciosos ingredientes únicos. Así son la granola Lustig y el Muesli Lustig.
Y aunque pueda sonar un poco cursi… muchísimo cariño en todo momento.
Entérese bastante bien en esta sección sobre cómo es un día de nuestra familia y cómo llegó a ser así.

Misión

Lustig ofrece a los consumidores que dan prioridad a la calidad y a la salud, desayunos y meriendas nutricionales y sabrosas compuestos de ingredientes costarricenses-europeos selectos y sin preservantes. Nuestro producto es preparado de manera artesanal y reconoce que nuestros proveedores, consumidores, colaboradores y el ambiente forman parte de una comunidad alegre en Latinoamérica.

Visión

Que todas las personas tengan acceso a desayunos y meriendas deliciosas, de alta calidad, de fuentes sostenibles, y sin preservantes.

Inspirar alegría, conexiones, y comunidad a través de la comida.

Queremos que Lustig nutra a otras familias con nuestras recetas europeas, herencia alemana, y calidez latinoamericana.

 
Banner Lustig 2018-01-small.png

Nuestra Historia

Alimentos del Valle S.A, se fundó hace 30 años como muchas grandes cosas, durante una comida familiar. Después de haber viajado al extranjero a visitar una tía,  nuestra abuela nos trajo una receta casera de un cereal llamado müesli, tan rica, que inmediatamente supimos que teníamos que compartir el secreto con Costa Rica.

Ante una demanda de un producto altamente nutritivo y novedoso por su sabor y sus cualidades como es el muesli y la granola, en un contexto donde la mayoría de los cereales disponibles contenían altos niveles de azúcares refinadas y poca fibra, decidimos diversificar la línea de sabores a base de frutas secas, nueces y endulzantes naturales para brindar alternativas saludables para todos los paladares. Desde ese entonces hemos estado trabajando en familia para perfeccionar cada uno de ellos y de paso, enseñarle a nuestros consumidores un poquito de alemán.

Lo que queremos lograr con todo esto es que otras familias como la nuestra puedan encontrar un desayuno completo, sin preservantes, y totalmente concebidos de manera artesanal. Casi casi como esos vecinos que le pasan tips de cocina, y de vez en cuando le pasan una receta nueva.

 

Valores

Disfrutar del sabor hecho en casa

Creemos que una empresa no es un hogar sin la familia que la habita. Que cuando una familia alemana-costarricense tiene una fábrica de granola y muesli en la casa: las recetas se inventan ó se heredan en reuniones familiares, comer saludablemente es una regla desde antes que todos los productos dijeran "con antioxidantes", y no es ninguna sorpresa qué hay para desayunar.

Creemos que no hay nada más importante que pasarla bien en familia, y por eso compartimos con los hogares de nuestros consumidores las granolas y los mueslis Lustig que se crean en la cocina de nuestro hogar con un auténtico sabor "como hecho en casa".

Brindar alegría nutritiva

Hace 25 años, nos parecía lógico pensar que las cosas más nutritivas vienen de la naturaleza, que iba a haber un 10k todos los fines de semana, que la gente entendería que una sonrisa es símbolo de salud y que personas que no hablan alemán, iban a disfrutar algo que no sabían pronunciar (müesli) como una alternativa para una desayuno saludable.

Nos era claro que nuestra familia podría tener una marca de granola y muesli que quiere decir "ALEGRE", con 6 mezclas especiales en la góndola del supermercado, y que íbamos a hacer a las personas pensar en alegría cuando comieran granola Lustig.

Seleccionar ingredientes y sabores

En Lustig estamos comprometidos a utilizar ingredientes de alta calidad y sobre todo 100% naturales.

Nuestras mezclas han sido cuidadosamente diseñadas para poder ofrecer opciones de deliciosas granolas y mueslis altos en fibra, con cantidad de ingredientes que aporten grandes propiedades nutritivas, bajos en grasas saturadas, sin preservantes, endulzados con azúcares naturales como la miel de abeja y la tapa de dulce.

Y con toda la modestia del caso... la imagen también es una belleza.